Google+ El s. XXI en violeta: Carta de protesta

"Em declare en contra de tot poder cimentat en prejudicis, encara que siguen antics"

Mary Wollstonecraft

dimecres, 4 de gener de 2012

Carta de protesta

E-mail per a enviar a Carlos Herrera, de Onda Cero. Podeu enviar-li el mateix correu també a nivell personal, amb les vostres dades. Aquesta és l'adreça: herreraenlaonda@ondacero.es

"Buenos días, en la tertulia de su programa, los tertulianos -a excepción de uno- Joaquín Legina, Amando de Miguel o usted mismo, han defendido la calificación por parte de la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del término "violencia en el entorno familiar" al referirse al asesinato de una mujer a manos de su ex pareja en la localidad de Roquetas.

Como parece ser que ninguno de Vds. entiende porqué se usa el término violencia de género, me permito recordarle que según el artículo primero de la Ley Integral 1/2004, Objeto de la Ley:

"1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.
2. Por esta Ley se establecen medidas de protección integral cuya finalidad es prevenir, sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a sus víctimas.
3. La violencia de género a que se refiere la presente Ley comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad."

Asimismo, le recuerdo que también se denomina violencia machista, sexista, patriarcal o terrorismo machista, porque es el resultado más grave de la discriminación y desigualdad que sufren las mujeres en una sociedad patriarcal donde el machismo prolifera y se convierte en caldo de cultivo de la violencia contra las mujeres.

La violencia en el entorno familiar engloba diferentes formas de ésta no menos importantes como la ejercida contra las personas mayores, en situación de dependencia, a las hijas o hijos, etc., pero que se diferencian de la violencia machista o de género porque ésta la sufren las mujeres precisamente por ser mujeres.

Este cambio en la denominación es un retroceso significativo en la lucha contra la violencia machista que tantas personas llevamos años realizando. Un cambio que tendría consecuencias importantes. Si a estas alturas del año llevamos 60 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, englobar esta cifra dentro de las estadísticas de violencia doméstica no hará sino invisibilizar este grave problema de la sociedad española. Las palabras, por lo tanto, importan mucho.

Espero haber aclarado tanto sus dudas como las de los otros tertulianos. Mi único propósito es seguir luchando contra esta lacra y no ignorarla,

Un saludo,

Nom i cognoms: "