Google+ El s. XXI en violeta: Escribe a las parlamentarias de las Cortes de Aragón. Paremos la nueva Ley de Custodia Compartida.

"Em declare en contra de tot poder cimentat en prejudicis, encara que siguen antics"

Mary Wollstonecraft

dimarts, 1 de juny de 2010

Escribe a las parlamentarias de las Cortes de Aragón. Paremos la nueva Ley de Custodia Compartida.

Envía el siguiente texto u otro parecido en contra de la aprobación de la CC preceptiva a los siguientes emails de las parlamentarias aragonesas:


mherrero@cortesaragon.es; jallue@cortesaragon.es;
zaragoza@partidoaragones.es; organizacion@aragon.psoe.es;
mtperez@cortesaragon.es;leire.pajin@psoe.es;
sedenacional@chunta.com; jmcastellot@cortesaragon.es;
pp@cortesaragon.es ; amgrande@cortesaragon.es;
midepablo@cortesaragon.es; mpellicer@cortesaragon.es;
mvillagrasa@cortesaragon.es; amgarcia@cortesaragon.es;
maortiz@cortesaragon.es;mppalacin@cortesaragon.es;
mcsanchez@cortesaragon.es; iteruel@cortesaragon.es;
acvera@cortesaragon.es; mcpobo@cortesaragon.es;
myvalles@cortesaragon.es; cmsusin@cortesaragon.es;
maaviles@cortesaragon.es; mpfierro@cortesaragon.es;
mfrodriguez@cortesaragon.es;mnibeas@cortesaragon.es



Estimada Sra. Diputada de las Cortes de Aragón:

Como mujer, como parlamentaria, nos dirigimos a usted para que actúe para defender los derechos de las mujeres de Aragón y del resto de España, así como los de sus hijos e hijas. La Ley de custodia compartida que su Parlamento está a punto de aprobar significaría una involución muy grave en el camino de la conquista de derechos de las mujeres en este país. La custodia compartida (CC) preceptiva, impuesta por un juez sin acuerdo de los progenitores, como propone esta ley, está siendo impulsada en todo el mundo por el Contramovimiento "neomachista" o "postmachista" de las Asociaciones de padres separados, amparada en la ideología del pretendido Síndrome de Alienación Parental (invento del pederasta Richard Gardner), asociaciones, que muy a menudo acogen en sus filas a hombres acusados o condenados por malos tratos.

En Aragón ha sido la Asociación de Padres Separados "Padres Aragoneses en Acción" la que ha colado a través del partido PAR esta propuesta. A estas asociaciones se las denomina en EEUU Asociaciones de "Hombres Supremacistas", porque buscan en realidad defender los intereses de los hombres de forma encubierta. En EEUU, muchas asociaciones de protección a la infancia, de profesionales, de protección a las mujeres maltratadas y asociaciones de mujeres, están luchando para frenar tanto a estas asociaciones como a las ideas que promulgan como es la CC forzada.

Las Asociaciones de Padres Separados intentaron colar en Cataluña la CC preceptiva sin éxito. Si lo consiguen en Aragón, lo tomarán como precedente y modelo para otras comunidades, expandiéndose sin remedio y peligrosamente en los tribunales de familia de estas comunidades.

El Contramovimiento neomachista vende de forma retorcida un trato 50% 50% obligatorio de progenitores en custodia de menores tras la separación cuando en la realidad ni se ha dado ese reparto igualitario durante la convivencia, sino que ha sido por lo general la mujer la que ha ejercido de cuidadora primaria del menor antes de la ruptura y con la que más vinculado afectivamente se siente el menor, ni piden la custodi en los Juzgados quienes ostentan la bandera supuestamente igualitaria de la custodia compartida. La CC preceptiva no hará que los hombres se impliquen más en la crianza de los hijos, ni que acepten más el reparto de responsabilidades entre los progenitores, ya que la mayoría llegará a un acuerdo con la mujer para que ésta ejerza la custodia, pero sí se le darán más instrumentos para forzar a la baja las ya de por sí reducidas prestaciones alimenticias para los hijos, evitar la atribución a la madre e hijos del uso del domicilio familiar, etc.. Si se impone la CC, no será en interés del menor sino en interés del padre que fuerza esta medida, muy a menudo con ansias de evitar las prestaciones alimenticias o/y de mantener el control sobre la mujer. Este movimiento no preconiza en cambio, curiosamente, la corresponsabilización de los padres en todo lo relacionado con la crianza y cuidado de los hijos desde su nacimiento, que sería lo coherente con sus pretensiones.

En la actualidad ya hay jueces y abogados/as que están coaccionando a las mujeres para que acepten la CC bajo amenaza de perderla por completo si se niegan.

Este Contramovimieto neomachista vende la CC como medida que fomenta la igualdad entre hombres y mujeres cuando en realidad supone una trampa para las mujeres, ya que la CC se convierte en un arma de coacción sobre ellas en el proceso judicial de divorcio. Como ya se ha comprobado en EEUU, Australia o en Argentina, muchos hombres utilizan la CC para conseguir reducir la pensión alimenticia, para "ganar" la vivienda o para hacer negociar a la baja a la mujer en el proceso de divorcio ya que ella cederá a todo con tal de proteger a sus hijos/as, lo que agravará su empobrecimiento económico.

Por otro lado, los maltratadores y los pederastas en todo el mundo están impulsando la CC ya que es un arma perfecta para mantener el control sobre la mujer y para mantener el contacto con la víctima. Según la Asociación Americana de Psicología "existe el doble de posibilidades que un maltratador o abusador sexual solicite la CC que un padre no violento.

La Custodia Compartida es una posibilidad ya recogida por nuestro ordenamiento jurídico, siempre que haya acuerdo real entre los progenitores. No se puede imponer una custodia compartida cuando no hay comunicación fluida entre los progenitores ya que puede provocar consecuencias negativas en el desarrollo psicosocial y afectivo del menor, que se agravarán con el cambio constante de domicilio y la existencia de diferencias en las pautas educativas. La CC preceptiva es una medida salomónica que deja el interés del menor en último lugar y, sobre todo, su voz no escuchada. En los casos en que exista realmente una corresponsabilidad de los progenitores en el cuidado y educación de sus hijos e hijas desde su nacimiento la custodia compartida les vendrá de suyo, pues las madres queremos que nuestros hijos e hijas disfruten el máximo tiempo con sus padres, y éstos colaboren al máximo en su cuidado y educación, siempre que esos padres sean personas responsables con quienes nuestros hijos e hijas estén seguros y atendidos.

Además, esta ley cuela un concepto neomachista disfrazado también de igualitario contra el que están luchando en todo el mundo las asociaciones de protección a la infancia y de protección de la mujer: EL"PLAN DE RELACIONES FAMILIARES" que debe presentar cada uno de los progenitores, otra trampa de Richard Gardner, neomachista y pederasta inventor de la ideología del pretendido Síndrome de Alienación Parental (carente de todo fundamento científico), lo que en EEUU se llama Plan de Coparentalidad, otro instrumento trampa que encubre la discriminación de la mujer y la violación de sus derechos: cada uno de los progenitores tiene que presentar un plan donde explique por qué cree que es el progenitor más adecuado y cómo va a fomentar las relaciones del otro progenitor con el hijo/a; quien mejor lo haga tendrá más posibilidades ganar la custodia y por supuesto, siguiendo el concepto trampa de Gardner de Progenitor Amistoso (Friendly Parent) quien más potencie la relación del hijo con el otro progenitor ese tiene más posibilidades de llevarse la custodia y el que menos será tachado de egoísta, obstaculizador de las relaciones paternofiliales. Al final, este plan es una trampa, sobre todo para las mujeres maltratadas y las madres de hijos/as que hayan sufrido maltrato o abuso sexual, que se mostrarán lógicamente reticentes a facilitar el régimen de visitas del maltratador con el hijo, ya que sin duda tras la separación, sus hijos e hijas son aún más vulnerables y se convierten en medio que utiliza el agresor para llegar a ellas. Si la mujer se niega a la CC puede perder la custodia por completo del hijo/a al ser tachada de egoísta, que no actúa en interés del menor, y de obstaculizadora de la relación paternofilial, y cualquier intento de denunciar los abusos o malos tratos que el o la menor haya sufrido o esté sufriendo de manos de su padre se vuelve contra ella por poco amistosa, presumiento siempre la falsedad de cualquier imputación por muy real que sea su base.

Por otro lado, quien más dinero tenga para invertir en abogados que redacten un Plan más "vendible" será quien tenga más posibilidades de obtener la custodia, normalmente es el padre quien tiene un nivel económico más alto, especialmente en casos de malos tratos, con lo que van a ser las mujeres y sus hijos/as los más perjudicados.

La custodia compartida obligatoria no es igualdad entre hombres y mujeres, sino desigualdad para la mujer. No es lo mejor, sino lo peor para el interés del menor cuando hay disparidad de criterios educativos, y mucho más cuando ha existido maltrato -aún hoy la mayor parte de los casos de malos tratos no se denuncian, como demuestra el hecho de que la mayor parte de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas no habían denunciado- en que les condena a seguir sufriéndolo.

La custodia debe atribuirse, en defecto de acuerdo y cooperación entre los progenitores, al progenitor mejor preparado para ejercerla en interés del menor, y cuando se atribuye en exclusiva a la mujer no significa una discriminación para el hombre, sino que durante la convivencia ha sido ella quien más tiempo y esfuerzo ha dedicado al cuidado y educación de los hijos, lo que es aún la realidad más generalizada en la sociedad actual.

Por eso le pedimos a usted que vote en contra de esta propuesta de ley, para proteger los derechos de las mujeres y de sus hijos e hijas, para actuar en interés de estos/as menores, especialmente de las mujeres víctimas de malos tratos y de sus hijos e hijas.

Le acompaño algunos documentos relativos a esta problemática y los siguientes enlaces:

THE FRIENDLY PARENT CONCEPT http://www.margaretdore.com/pdf/DORE2.pdf
MANIFIESTO DE PROFESIONALES DE LA MEDICINA Y LA SALUD CONTRA LA FALACIA DEL SAP http://firmasmanifiesto.blogspot.com/2007/12/profesionales-de-medicina-y-salud.html